Tag Archives: TV

“Professio-onis”

28 May

Me han solicitado colaborar en este blog con una nota de mi autoría. Tengo muchas cosas que decir y tal vez, en alguna otra oportunidad, les cuente algo más. Pero hoy quiero hacerles saber que tengo un compromiso como comunicador.

Durante gran parte de mi vida intenté comunicarme de alguna manera con la gente sin saber bien que decir; lo intenté alguna vez con la música, luego también con la pintura, pero no tuve la capacidad suficiente como para hacerlo con decoro. Hasta que allá por el año 1980, sin querer, vi en San Isidro un afiche que promocionaba un curso de cine. Ese fue el inicio de mi profesión, mi querida profesión. Y me refiero a ella como querida, porque la etimología de la palabra profesión proviene del latín professio-onis, que significa acción y efecto de profesar. Si bien, profesión puede definirse como una actividad permanente que sirve de medio de vida y que establece el ingreso a un grupo profesional específico, yo me siento incluido en la otra acepción: confesión pública de algo; como ser un ideario político o la profesión de fe.

Puntualmente, en mi caso particular, y como católico, esta última definición es la que mejor me representa. Claro que mi vocación no apareció en el momento de iniciar mis estudios, sino de a poco y considerable tiempo después. En esto tiene que ver, y mucho, Gabriel Teijeiro, único docente de ese Taller de Cine Contemporáneo de mis inicios como estudiante, y en el que hoy me desempeño como docente. Con Gabriel tengo grandes diferencias ideológicas, pero él es ejemplo de quien profesa, ya que es una persona que siempre comparte generosamente sus conocimientos sin la mínima mezquindad, propia de varios intelectuales de estas pampas.  Este respeto y cariño por su trabajo es lo que me une verdaderamente a él, ya que es en gran medida, responsable de mi vocación por su manera de profesar. Igualmente, esta manera de profesar es emblema de todos los docentes y colaboradores del Taller que desde sus lugares entregan lo mejor de si mismos con honestidad.

Desde hace varios años, además de docente, me desempeño como realizador, director, camarógrafo, productor y hace poco, comencé como editor. He trabajado en producciones de diverso tipo, desde comerciales, pasando por documentales, programas de TV, cine y hasta algunos proyectos realmente dignos de olvido. Este camino ha forjado en mí el compromiso como comunicador, de esto quiero hablarles más que nada a quienes están comenzando en la profesión.

Si bien, tanto el cine como la TV son en parte, medios de entretenimiento, cada día vemos como están dedicados, en gran medida, a resaltar el puterío, violencia, materialismo y banalidad. No es que estas cosas deban ser prohibidas, sino que debemos tener en cuenta que los medios de comunicación inciden considerablemente en las conductas humanas. Esto es comprobable si vemos las calamidades que nos abruman. Y no es que debamos solamente denunciar lo que está mal, ya que muchos se ocupan de hacerlo. Creo que es altamente positivo asumir como propósito ofrecerle al espectador obras esperanzadoras, que abran las ventanas de su alma. Esto es posible hacerlo desde el cine argumental, documental, así como en el entretenimiento televisivo.

Por eso, el mejor servicio que podemos brindarle al mundo de hoy es que muchos revitalicemos sinceramente nuestros compromisos sociales para un cambio positivo y en paz. En el Taller de Cine Contemporáneo veo que esto se hace cotidianamente. Creo que el mundo merece algo mejor de lo que vivimos en la actualidad, sea el ámbito que sea. Por eso, varias personas como yo, desde los medios, procuramos comprometernos de esta manera.

Pippo Reppel Toubel.

Anuncios